Mantenimiento y limpieza del acero inoxidable

By 2
Mantenimiento y limpieza del acero inoxidable

I. INTRODUCCIÓN

Para mantener el exterior de todos aquellos elementos que están fabricados en Acero Inoxidable es indispensable realizar un mantenimiento preventivo en cuanto a limpieza con el propósito de mantener todas las partes externas de acero Inoxidable en buenas condiciones evitando su deterioro y mala apariencia.

II. MECANISMO AUTO-REPARADOR DEL ACERO INOXIDABLE

Es relevante conocer las grandes propiedades que maneja este metal entre las que se incluye su excelente resistencia a la corrosión. Tal situación se puede entender a través de que las aleaciones de los componentes del Acero Inoxidable forman una capa fina y transparente. Dicha capa se forma instantáneamente con la presencia del oxígeno que está en el aire o en el agua. Si llegara a ocurrir que el material sufre un imperfecto como ser rayado, esta capa continúa protegiendo la superficie de la corrosión. Con esta explicación se sustenta la majestuosidad de este metal ya que no necesita ningún tipo de protección ante la corrosión para continuar manteniendo su aspecto brillante incluso después de haberlo usado durante décadas.

III. LIMPIEZA INICIAL

En nuestro medio es muy común trabajar en obras donde se utilizan todos aquellos materiales de construcción como el cemento, hierro, insumos que nos juegan malas pasadas cuando estamos en el proceso de instalación y montaje de nuestros muebles y/o equipos. Sin embargo, esta situación también la puede vivir Ud como usuario en sus instalaciones. Por esto le daremos algunas pautas para que pueda mantener sus muebles y/o equipos con una excelente presentación.

CEMENTO: Estas salpicaduras y las de mortero las puede tratar con una solución que contenga una pequeña cantidad de ácido fosfórico. Se debe limpiar preferiblemente con agua desionizada y secar de una vez. La propiedad que tiene el agua desionizada es que reduce en un gran porcentaje el riesgo de dejar marcas de agua. En el mercado existen empresas (construcción) especializadas en este tipo de productos. Nunca se debe utilizar quita mortero o ácido clorhídrico diluido sobre el acero inoxidable. En el peor de los casos que haya ocurrido lo inevitable como el caer o el haber utilizado esta sustancia sobre el acero inoxidable, se debe limpiar con abundante agua fría.

A menudo los contratistas y los comerciantes no son conscientes de lo riesgoso que puede ser utilizar sobre el acero inoxidable sustancias para eliminar el mortero, que contengan ácido clorhídrico. Esta recomendación debería tenerse muy en cuenta de tal manera que la ejecución de los procesos de instalación de los diversos contratistas se organizara, donde el alicatado y la limpieza de
las baldosas se haya realizado primero que antes de que se instalen los componentes de acero inoxidable como zócalos, ruedas, muebles, etc.

HIERRO: Las partículas de hierro que provienen de herramientas o del contacto con el acero estructural, andamiajes, etc, deben eliminarse inmediatamente. Las partículas de polvo de acero que se crean durante las operaciones de soldadura, corte, perforado y esmerilado del acero al carbono (oxidable) se oxidan con rapidez. Aparte de corroerse, estas partículas pueden alterar localmente la fina capa que sirve de autoprotección al acero inoxidable y pueden producir corrosión por picaduras a pesar de la buena resistencia a la corrosión que presenta normalmente.

A primera instancia, los pequeños depósitos se pueden eliminar mecánicamente utilizando estropajos de nylon (Scotch-Bryte) de los que normalmente utilizamos en nuestras cocinas. Otra manera de eliminar la contaminación puede ser con un limpiador de acero inoxidable que contenga ácido fosfórico.

De haberse producido raspaduras considerables y dependiendo de la gravedad es necesario aplicar un tratamiento de limpieza con ácido o una rectificación mecánica para restaurar la superficie. Es posible que se encuentren agentes decapantes en pasta para aplicarlos en las zonas localizadas. Por eso es muy indispensable tener mucho cuidado al emplear estos productos, siguiendo las instrucciones del proveedor, de tal forma que el sistema de trabajo sea seguro y se realice conforme a la legislación relevante sobre la protección del medio ambiente. Existen algunas empresas que realizan este tipo de servicio en sitio.

Con lo anterior, mientras se restaura la resistencia a la corrosión de la superficie, el decapado puede modificar el aspecto de la superficie del acero. Es posible que sea necesario aplicar tratamientos mecánicos o químicos adicionales para restaurar el acabado original de la superficie. Por lo tanto, es aconsejable evitar la contaminación; en primer lugar, ya sea protegiendo las partes del acero inoxidable mientras se realizan otras tareas, o bien sea instalándolas después de haber finalizado las operaciones que puedan causar contaminación.

IV. LIMPIEZA DE MANTENIMIENTO

En las APLICACIONES EXTERIORES como fachadas, la lluvia puede ser suficiente para limpiar con eficacia todas las acumulaciones de suciedad y otros depósitos, dependiendo del grado de exposición del alzado. Durante las tareas de limpieza regulares se debe prestar especial atención a las zonas resguardadas para asegurar que se eliminan las acumulaciones de contaminantes transportados por el aire. Esto es muy importante en lugares industriales o marítimos donde las acumulaciones de cloruros o SOx llevadas por el aire, pueden provocar corrosión localizada si éstas no se eliminan eficazmente.
En las APLICACIONES INTERIORES como la marca de dedos puede generar un dolor de cabeza. Para solucionar este problema en el mercado existen varias alternativas especializadas en acabados para el acero inoxidable y emplearlos en zonas públicas de alto tráfico.

V. LIMPIADORES

Para eliminar las MARCAS DE DEDOS y otras marcas de los acabados arquitectónicos, se puede utilizar agua jabonosa o un detergente suave ya que normalmente son seguros y se obtienen buenos resultados.

Se pueden encontrar limpiadores en spray que combinan la facilidad de limpieza con una fina película que produce un brillo incluso más suave. Estos limpiadores en spray eliminan las marcas de dedos existentes y dejan la superficie en unas condiciones que hacen que en usos posteriores la visibilidad de las marcas de dedos sea menos evidente. Después de aplicar el spray a la superficie, se debe dar brillo con un paño seco.

El Acero Inoxidable acabado Espejo se puede asear con limpia cristales. Estos productos no deben contener cloruros.

Para manchas más difíciles suelen ser muy efectivos los limpiadores cremosos suaves de uso doméstico. Este tipo de productos también pueden ser apropiados para eliminar marcas de agua y pequeñas decoloraciones. Después de limpiar, elimine los residuos con agua (preferiblemente desionizada: disponible en supermercados, por ejemplo, para planchas, baterías de autos) y seque la superficie con el fin de evitar dejar rayas y marcas de agua. No se deben usar limpiadores en polvo ya que estos productos pueden dejar rayones en las superficies de acero inoxidable.

Las manchas más difíciles de aceite y grasa se pueden eliminar con productos que contienen alcohol, incluyendo el alcohol metílico y el alcohol isopropílico u otros disolventes como la acetona. Estos productos no representan ningún peligro de corrosión para el acero inoxidable. Con los disolventes es necesario prestar especial atención para evitar esparcir la mancha en el acero inoxidable, puesto que, sería muy difícil de eliminar por completo. Es aconsejable aplicar disolvente limpio varias veces con un paño limpio y que no ralle hasta que todos los restos de aceite o grasa parcialmente disueltos se hayan eliminado.

La pintura y los graffitis se pueden tratar con quita-pinturas alcalinos apropiados o que contengan disolvente. Se debe evitar el uso de cuchillos o elementos para raspar con el fin de que la superficie del acero inoxidable no se ralle.

Las superficies muy descuidadas se pueden tratar con limpia metales, como los que se utilizan para los accesorios cromados (por ejemplo, los adornos de los autos). Además, se pueden usar los autobrillantadores utilizados para el acabado de la pintura de los automóviles. Se debe tener especial precaución
porque estos limpiadores pueden rallar las superficies que se abrillantan con mucha frecuencia.

Alternativamente puede utilizar un limpiador de acero inoxidable que contenga ácido fosfórico para eliminar la contaminación, se puede aclarar con agua desionizada y secar. Es prudente que trate toda la superficie del mueble o equipo para evitar que queden parches.

Antes de iniciar cualquier tarea, asegúrese de haber leído y entendido correctamente las indicaciones del fabricante acerca de salud y seguridad. En caso de que tenga dudas no dude en asesorarse más profundamente.

Entre los limpiadores que NO DEBEN USARSE SOBRE EL ACERO INOXIDABLE se incluyen:

Limpiadores que contengan cloruros, especialmente aquellos que contienen ácido clorhídrico.
No se deberían usar aguas que lleven disueltas sustancias alcalinas que se usan con frecuencia para desinfectar y blanquear la ropa, sobre el acero inoxidable. En caso de uso accidental o de que cayeran salpicaduras sobre la superficie de acero inoxidable, enjugue inmediatamente con abundante agua fría.
Los limpiadores de plata no deben usarse sobre el acero inoxidable.

VI. UTENSILIOS DE LIMPIEZA

Para eliminar la suciedad, las marcas de dedos, etc, es apropiado usar u paño húmedo o una gamuza.

Para eliminar una suciedad más difícil se utilizan los estropajos de nylon “Scotch – Brite” con los que se obtiene buenos resultados. No se deben utilizar estropajos de acero, bayetas o cepillos de alambre sobre superficies de acero inoxidable. Ocurre que además de rallar la superficie, pueden dejar restos de acero al carbono en la superficie del acero inoxidable, lo que puede originar óxido si la superficie se moja.

Se pueden utilizar cepillos de nylon suave para limpiar los aceros inoxidables.
No se deben utilizar cepillos de acero no inoxidable.

En acabados con “Grano” direccional, como EN 10088-3 Tipos G, J y K, la dirección de los trazos de limpieza debe ser en el sentido del grano y no en el sentido contrario.

Cuando utilice agua para limpiar debe secar la superficie para prevenir marcas de agua. Esto se aconseja especialmente en zonas donde el agua es más densa. El uso de agua desionizada prevendrá la formación de manchas de agua densa.
Para evitar la contaminación cruzada de partículas de hierro, se debe asegurar que los utensilios de limpieza no se han utilizado con anterioridad para acero “Normal” (por ejemplo, al carbono). Es preferible reservar los materiales de limpieza que se utilizan para limpiar el acero inoxidable y utilizarlos sólo para este fin.

VII. INTERVALOS DE LIMPIEZA

La limpieza de los elementos de acero inoxidable debe hacerse antes de que se acumule una visible cantidad de suciedad o marca de dedos, para que de esta forma se minimice el esfuerzo y el costo de limpieza, así como el riesgo que se altere o se marque la apariencia de las superficies.

En varias aplicaciones a nivel externo, el acero inoxidable puede exponerse a mayores cantidades de condiciones más agresivas como:

Atmósferas marinas
Ambientes de partículas contaminantes en zonas industriales
Sal pulverizada proveniente de la sal utilizada en carreteras
Película de suciedad atmosférica y del tráfico

Lo anterior hace que aparezcan manchas de color marrón. Por esto se debe analizar y determinar con qué frecuencia es apto limpiar el acero inoxidable.

Dependiendo de la cantidad de suciedad y de la acumulación de depósitos, la frecuencia para una limpieza regular es de 6 a 12 meses para una suciedad moderada y de 3 a 6 meses para una suciedad más abundante o cuando se presente alguno de los casos enunciados anteriormente. Este tipo de contaminación se eliminará con un limpiador de acero inoxidable que contenga ácido fosfórico.

VIII. BIBLIOGRAFIA

Care and Maintenance of Stainless Steel, ed.: British Stainkless Steel
Association, Sheffield, Marzo 2001 (Boletín informativo de SSAS No.
7.20)

Cleaning and Descaling Stainless Steels, ed.: Nickel Development
Institute, Toronto 1988 (Seie Designer’s Handbook, No. 9001)

Guide d’emploi de l’acier inoxydable dans le batiment, ed.: UBI, Aubervilliers 1997

Reinigen Von Edelstaht Rostfrei, ed.: Onformationsstelle Edelstahl
Rostfrei, Dusseldorf 1997 (Memorando 824)

Vea nuestros productos en el siguiente link

2 Comments
  1. Hi. I have checked your industriasvargas.com and i see you’ve
    got some duplicate content so probably it is the reason that you don’t
    rank hi in google. But you can fix this issue fast. There is a tool
    that rewrites articles like human, just search in google: miftolo’s tools

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Your Name:

Your Website

Your Comment